Sant Antoni y sus secretos escondidos (Parte I)

Nos encantan los mercados. Un mercado nos transmite emociones en movimiento. Vendedores que hablan con los clientes, otros clientes que observan, olores especiales, … Los mercados nos traen ese sentimiento de comercio tradicional pero a la vez moderno por el descubrimiento de nuevos productos y sensaciones. Nos encanta el Mercat de Sant Antoni. Este mercado nos transmite multitud de emociones. ¿Pero qué se esconde realmente?

El Mercat de Sant Antoni

mercat-sant-antoni-nousOs retamos a entrar en una de las joyas arquitectónicas de Barcelona como es el Mercat de Sant Antoni. Este mercado fue inaugurado en 1882. Su estructura de hierro fue pionera en la época. A pesar de los años y sus numerosos cambios, sus elementos arquitectónicos nos siguen transportando a una Barcelona de otra época.

En 1882, en Barcelona se iniciaban las obras de la Sagrada Familia. Era una Barcelona diferente, sin turistas, pero con el mismo dinamismo y espíritu comercial que la caracteriza en la actualidad. Barcelona, siempre a la vanguardia del buen comer, es una pieza clave en la cocina mediterránea. Sus mercados, como el de Sant Antoni, albergan los alimentos sanos propios de esta dieta mediterránea.

El nuevo y renovado mercado

mercat-sant-antoni-sabatesHace un año, el 26 de mayo de 2018, se inauguró el remodelado Mercat de Sant Antoni tras 9 años de obras. En unos días se celebrará el primer aniversario de esta reapertura.

El mercado se ha ido adaptando a los nuevos tiempos. En la actualidad se pueden encontrar paradas de alimentación, ropa, calzado y otros accesorios. Además del famoso mercado dominical.

¿Qué se esconde en el mercado?

mercat-sant-antoni-baluartEn la remodelación del mercado se descubrieron varios restos arqueológicos de otras épocas. Hay restos de la antigua ciudad romana (Via Augusta), así como de otras fortificaciones de la Barcelona medieval.

En Sant Antoni destacamos la visita de los restos de un baluarte construido en el XVII.  También de la misma época se encuentran documentados los restos de un gran colector de aguas que recogía las aguas que bajaban de la Creu Coberta (actual barrio de Sants).

Descubre y siente el pasado y presente en el renovado espacio del Mercat de Sant Antoni.

📍 Comte d’Urgell, 1 08011, Barcelona